¡Victorio y Lucchino convierten la pasarela Gaudí en una biblioteca de cuento!

Me viene a la memoria el soldadito de plomo

Montmatre je t´aime! Así ha bautizado la firma Yolan Cris su colección nupcial 2011. Sus novias-soldado con chalecos de cadenas, hombreras de metal, corsés y mini-faldas de tul, levantaron los plausos de un auditorio atónito ante una novia que viste Marteens, mientras se escuda en una maxi piruleta con forma de corazón. La candidez de sus diseños contrasta con los complementos rockeros para una novia de rompe y rasga. ¡Creo que éste no es mi estilo! Aunque reconozco que me chiflaron los chalecos, para combinarlos con los jeans desgastados que acabo de comprarme en Topshop.

¿Hombreras de metal? ¡Lo más!

Jesús Peiró volvió a hacer gala de su elegancia innnata, pero esta vez consiguió desmarcarse de la competencia con un leit motiv de inspiración muy original: el mito de la Atlántida. De los vestidos nacían sorpresivamente crustáceos de piedras, y aplicaciones brillantes flotaban ligeras como anémonas sobre tejidos de raso, shamtung de seda y organdí. Me fascinaron los tocados en forma de aleta, que quisieron recordarnos al mundo orgánico marino. La firma catalana consiguió sumergirnos en un mar de siluetas sofisticadas, y estructuras depuradas que nos deslumbraron a todos con tonalidades muy especiales: del blanco sal al nácar, pasando por reflejos de metal. ¡Enhorabuena Merche! Esta diseñadora de estilo sobrio, rizos alborotados y sensibilidad estética muy particular, acaba de regalarnos una de sus mejores colecciones.    

En el backstage, todavía con leggings y cazadoras vaqueras, las modelos lucían, resignadas, tocados imposibles de tres palmos con libros incluidos. Los sevillanos Victorio y Lucchino estaban a punto de dejarnos con la boca abierta sobre la pasarela con su nueva colección: Poema. Antes de hora, corrí a por mi asiento en pleno front row (el sitting a veces se convierte en el mismísimo juego de las sillas, ¡y no estoy dispuesta a renunciar a la mía!) Cuando llegué, el suelo de la pasarela ya estaba empapelado con imágenes de libros antiguos, y al inicio de ella pude ver con asombro un telón de fondo a modo de biblioteca. Tampoco faltaron montañas de libros amontonados en estudiado desorden.  Me encantó formar parte de un cuento ilusorio. Desafortunadamente, los trajes de novia no me gustaron tanto como la puesta en escena. Más de lo de siempre, pero con menos encanto: Faldas con volumen y acabados en volantes, mucha organza y raso, estructuras rígidas y siluetas pegadas al cuerpo para una novia más sensual. ¿El color? Desde el blanco roto hasta tonalidades tostadas.  Me encantó ver a la pareja de dicharacheros diseñadores desfilando a ritmo de “Viva Sevilla” y el repiqueteo de las castañuelas. Victorio y Lucchino ¡y olé!

Me sentí parte de uno de los cuentos de mi infancia

Los vestidos parecían de época, pero no me apasionaron...

Tocados de ensueño inspirados en un poema de Neruda

¡Sorpresa! El detalle de los libros antiguos de los tocados

3 Respuestas a “¡Victorio y Lucchino convierten la pasarela Gaudí en una biblioteca de cuento!

  1. Maravilloso!

    Me ha impactado la colección para novias, pero debo decir que estoy totalmente embelesada por la pasarela de Vicotrio y Lucchino. Qué belleza!

  2. la puesta en escena del desfile de los dos sevillanos la he encontrado una maravilla y los vestidos de Jesús Peiró con Merche Segarra al frente seguro que habrán fascinado.

  3. Que belleza de tocados…. me gustaria saber quien los hace? alguien lo sabe? el nivel es asombroso, los volumenes son imposibles… me quito el sombrero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s