“Bajo el sol de la Toscana”

Look country: Chaqueta de punto SANDRO y jeans TOPSHOP

¡Creo que sufro el Síndrome de Stendhal! O, lo que es lo mismo, “sobredosis de belleza”. Se nota que acabo de dar “un paseo por la Toscana” sobre una Vespa Primavera con Gregory Peck  y Audrey Hepburn. Los fotogramas de la mítica película Vacaciones en Roma se sucedieron en mi imaginación durante todo el viaje; a pesar de que cambié la capital italiana por frescos y baptisterios florentinos.

Audrey Hepburn y Gregory Peck en Vacaciones en Roma

Era mi destino pendiente. ¡Al fin estaba en Florencia! Apenas hube dejado (vale, más bien tirado) la maleta frente a la cama del hotel, corrí a por un helado de yogur a la heladería Carabé (Via Ricasoli, 60). Ahora sí. Ya estaba preparada para recorrer sin tregua las calles de la capital de la Toscana.

¿Otro helado de yogur por favor?

Mmmm... Me rechifló la presentación de los helados.

Los barquillos de colores dieron un "touch" muy cool al helado de crema

Quizás tú lo prefieras en versión piña...

¡De melón!

Otra opción: Helados de hielo artesanales

Primer flechazo: La cúpula del Duomo Santa Maria di Fiore. Es dominante y poderosa, y brilla con luz propia porque está revestida de mármol. Te recomiendo que subas los más de 400 peldaños (créeme, si  yo lo hice, ¡cualquiera puede!) que suben a la cima, y desde la que podrás observar una vista panorámica de Florencia. Me fascinó contemplar el contraste del mármol blanco con el color terracota de los tejados de las iglesias.

Vistas del Río Arno y el Ponte Vecchio

Vistas desde la pequeña ciudad de Fiesole, a 8 Km de Florencia

¡Me pido una! Una obra (digo) de los estudiantes de Bellas Artes que se aglomeran frente a la iglesia franciscana Santa Croce, donde podrás quedarte sin habla frente a los frescos de Giotto y la tumba de Miguel Ángel. ¡Pero llegué tarde! Lady Gaga había pisado esa misma plaza la noche anterior.  El Corriere della Sera daba fe del conciertazo de la diva neoyorkina. ¡Me quedé sin “Alejandro”!

Y hablando de artistas, por fin me “encontré” con Botticelli. Cuántas veces habré visto en diapositivas sobre la pizarra del cole su famosísimo Nacimiento de Venus. Pero la Galleria degli Ufficci hizo realidad mi sueño. No more diapos! Al fin tenía los trazos de Botticelli frente a mí. ¿Mi obra preferida? La primavera. Podría haberme pasado horas recorriendo su jardín en flor entre Cupido, Venus y las Tres Gracias.

Y después de un paseo de lo más cultural, tocó abandonarse al shopping en Via Roma, donde Zara se codea con Miu Miu. Observa sus escaparates.

By Miu Miu

By Miu Miu

By Zara

By Zara ¿o Prada?

A ritmo de Replay

¿Con cuál me quedo?

El must have en Italia

De shopping con chaqueta de punto SANDRO, pitillos ZARA, deportivas de print de leopardo BIMBA&LOLA y bandolera GUCCI

Look underground:Con chaqueta BAMBULA CHIC, camiseta ZARA, jeans TOPSHOP y sombrero ZARA

Pero el desmadre total llegó en Space Outlet de Prada. Tacones de vértigo Miu Miu, bolsos de piel tamaño XXL color rojo berenjena, deportivas de ante, decenas de pares Church´s … ¡a mitad de precio! Creo que perdí el control. Y mi Visa detrás.

Y entre tanta pintura renacentista y bolso made in Miu Miu & Prada, ¡se me pasó la hora de comer! Anota mis secret points más gourmet:

¡Jamás podrás negarte a un panini al tartufo! En la Enoteca Procacci (Via Tornabuoni, 64) los llevan haciendo desde 1885. No te resistas.

Saborea el mejor chocolate en el Café Rivoire, en la Piazza della Signoria. Endúlzate con vistas al Palazzo Vecchio.

Cena con los famosos en el restaurante Zá-Zá (Piazza del Mercato Centrale, 26). Disfrutarás de todo un clásico florentino desde los años 70, en cuyo comedor de estilo rústico se han sentado famosos y políticos. Obligatorio: Probar su bistecca alla fiorentina.

Coleta para callejear

¿O moño?

Un must para viajar: Las gafas de sol. Y si son retro mejor. Toma nota de este modelo unisex que grita ¡no al fashionismo masculino!, y ¡sí! al gentleman con rollo

Y como todas las princesas que adoran el rosa y los tacones, yo no estaba dispuesta a abandonar Italia sin mi final de cuento. Y lo tuve. Fue en San Gimignano, un pequeño pueblo amurallado de origen medieval, que se erige en lo alto de las colinas de la Toscana.

En el corazón de la Toscana

Entre viñedos

El Museo del Vino, San Gimignano

¿Princesa o reina?

Y entre vinos y viñedos, mi particular versión de la dolce vita llegó a su fin “bajo el sol de la Toscana”.

La vida son momentos para recordar... ¡y ojalá todos fueran como éste!

9 Respuestas a ““Bajo el sol de la Toscana”

  1. Bajo la cupula del duomo de Siena, frente al colorido explosivo en sus muros techos y suelos de mas de 500 años,hoy aun relumbrantes. En la carrera del Palio,entre cipreses y viñedos infinitos.Quien fue el estupido que dijo que la edad media fue una epoca oscurantista, solo he visto luz y belleza y un pueblecito lleno de rascacielos medievales.Piedra y arte, mucho arte.

  2. Patri, una vez más como leyéndote y disfruto a lo grande. Me has transportado al año que viví en Pisa, a los paseos por Florencia, a las visitas a sus pueblos entrañables…
    Eres estupenda redactando (y en general ;-P)
    Un beso!

    • Nada me puede alegrar más que saber que te acompaño en tus comidas a tarvés de la pantalla. En serio amiga:) Te echo en falta.

      ¡¡Un abrazo fuerte!!

      P.D: Cuando vi el Ponte Vecchio me acordé de ti y de tu atardecer:)

  3. ¡Me encanta tu post de Firenze y tu perspectiva desde Fiesole!
    ¡Tendremos que volver a mi ciudad natal para enseñarte más secret points de Firenze y de la Toscana!

    Una vez más, gracias por tus cuentos, ¡me encantan Princesa del Storytelling!

    Un abrazo fuerrrrrte

  4. Qué bonito viaje Patri !!! Fui hace tres años que fui y cada año me tienta volver. Un país precioso con arte, paisaje, gastronomía y moda… no en vano Italia tiene forma de bota preciosa de tacón… Siempre nos quedará el objetivo de nuestra cámara, para volver a esos momentos tan bonitos…¿verdad?. Un besito graaaande !!!

  5. Atitelovoyadecir

    Querida, no te extrañara saber q hay hombres que te leemos, soluciones, ideas xa Reyes, de mas de un apuro me has sacado!!!!
    Sin embargo, por favor deja de llamar vespa primavera a lo que es una 125 s y no definas síndromes ni patologías otra vez! Tu a lo tuyo! El síndrome de Stendhal tiene q ver con la sensacion de agobio que se experimenta en un museo recargado, o en una ciudad como Florencia, se te acelera el corazon por no poder atender tanta belleza. Un besito y a seguir fashionista del sindrome de

  6. Holaaaa me encanta tu blog…..quieria preguntarte, los zapatos que tienes en una folo con el titulo “El must have en Italia” de que marca son???
    Es que estoy obsesionada 🙂

    Graciaaaassss!!!!

    • Hola Stellina!!

      Pues los zapatos los compré en una pequeña tienda florentina y no son de ningua marca, pero Prada los hace igual!

      Un besazoo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s