Wedding sprint

La maratón de weddings es algo que nos trae de cabeza a ¡todas! Las parejas más madrugadoras ya han celebrado sus nupcias este mes de abril que toca a su fin. Pero a muchas novias estresadas, todavía les quedan pasos de vals que aprender y flores por escoger.

Nosotras, las invitadas, también estamos sometidas a una presión insoportable: La que conlleva dar con el outfit perfecto, o repetir modelito sin coincidir con quien ya nos conoce a ambos: Al vestido, y a mí.

El otro día repetí dress code en la boda de unos amigos. Lo firmaba See By Chloé. Los colores descarados de mi traje minifaldero, no lograron esconderse bajo el maravilloso abrigo de mangas abullonadas que compré en Ailanto. ¡Los hermanos Muñoz nunca fallan! Te confieso que este abrigo primaveral también lo combino con denim. Aborrezco los looks de boda que no puedes amortizar una noche casual con amigas.

Hand bag de piel y terciopelo MAJE; uñas verdes ESSIE.

Collar vintage de mi abuela.

Y huyendo de los vestidos “que sólo me puedo poner en ocasiones especiales”, el viernes pasado me topé por casualidad con un top de The 2nd Skin Co., que pienso combinar ¡con todo! Falda de tul, pantalones capri y jeans acampanados. Te prometo que pasada la temporada de bodas, posaré en primicia para ti con el último hit de mi armario. Hasta entonces… ¡es secreto de fashionista!

P.D: Hoy, mi querida Coolhunter addict, te descubro lo que llevo en el huevo de mi Vespa.

Sólo un centímetro, ¡por favor!

¡Estoy harta de pintarme las uñas! Y de repintármelas todas las noches (jamás pensé que estas palabras saldrían de mi boca). Al fin lo he confesado.
Hace un par de días, acudí a Le Salon (Passatge Domingo, 2. Barcelona) con el verde prado de L´Oréal Paris “desconchado” por falta de ganas. Y el pelo recogido en un moño mal hecho, que no “estudiadamente desaliñado”. ¡Qué rápido salgo de casa cuando paso del secador!

¡Me arrebata la entrada a Le Salon!

El mejor momento: Tomarte una Coke en su patio ajardinado, mientras esperas a que se te seque el esmalte de uñas.


Tardé poco en acomodarme en uno de los tocadores con el último TELVA entre mis manos y, ¡al minuto!, la colorista y la estilista del salón me sorprendieron gratamente (yo creía que esperar media hora era una norma inquebrantable en todas las peluquerías).
Las vi de reojo fruncir el ceño cuando tocaron mi cabello deshidratado (as always), y vieron las puntas descuidadas. ¡Odio que me corten el pelo! Después de las regañinas pertinentes, opté por unas mechas doradas y sin excesos. Menos mal que me dejé asesorar. Pero por mi cuenta y riesgo, pedí que me desfilaran el flequillo. ¡Deseo concedido!

Por primera vez en mi vida (y no exagero), salí de la pelu sin atusarme el cabello con las manos, ni ponerme las gafas de sol para que nadie me reconociera. Tampoco tuve que maldecir a la estilista por haberme cortado el pelo “más de un dedo”, porque me cortó sólo el centímetro acordado.

Con melena al viento, flequillo a lo Sienna Miller y uñas muy verdes por obra y gracia de Essie y Le Salon; crucé el umbral de la pelu ¡y me lancé a comerme el mundo!

P.D: Os prometo que desde mi última visita a Le Salon, me aplico rigurosamente todas las noches aceite de lavanda de Christophe Robin en medios y puntas. ¡Mi pelo es otro! Si tienes el cabello reseco, anota este tip de beauty en tu lista de shopping urgente.  En Le Salon encontrarás las mejores firmas internacionales para cuidar tu cabello. ¡Déjate mimar por ellos!

Para mamá

¡Esta vez sí! (pero que no sirva de precedente). Me he colocado, obedientemente, detrás de los flashes, para inmortalizar el making off de la campaña que Tous acaba de lanzar con motivo del Día de la Madre.

Ha sido el primer shooting que he visto protagonizar por un robot azul flúor, un oso de peluche y una modelo “de manos” que enseñaba a cámara los colgantes de plata, nácar, oro y oro blanco con diamantes en forma de “LOVE MAMA”.

Colgante MAMÁ/MUM de nácar.

Pulsera MAMÁ/MUM en oro amarillo y nylon negro.

Rosa Tous con su equipo

Rosa y yo con los dos protas de la campaña.

Una experiencia única que compartí con Rosa Tous y todo su team. Silencio, cámara y… ¡Acción!

Amistad sobre la pasarela

Fue un desfile muy especial.  Jóvenes discapacitados, amantes del Barça, las palomitas, el shopping y las margaritas nos dejaron a todos boquiabiertos con monos de TCN, trajes de fiesta Pronovias y vestidos de seda con el inconfundible sello Helbig. ¿Lo mejor? Todos ellos lucieron palmito de la mano de sus amigos, personas sin discapacidad, con una sonrisa contagiosa lejos de la expresión inherte de las tops “de verdad”.

Frente al mar, y en el Hotel W. Así fue como Anthony Kennedy quiso celebrar en Barcelona su primer desfile solidario el viernes pasado. ¿El objetivo? Recaudar fondos para integrar a los discapacitados.

El gran desconocido de la saga Kennedy, hermano de la mujer de Arnold Schwarzeneger, preside la Fundación Best Buddies, una organización internacional sin ánimo de lucro, que regala a personas con discapacidad intelectual la oportunidad de relacionarse con personas sin discapacidad. ¡Porque la amistad integra en sociedad!

Compartí front row con el gran Carlos Martorell

Pantalones jodhpur SANDRO, sandalias de ante ANDREAS y bolso ALEXA de MULBERRY.

Anillos vintage de mi abuela paterna

Anillos vintage de mi abuela paterna

Charo Mora y Charo Izquierdo (con look Cleopatra), Directora de Yo Dona, no se separaron de su iPhone. Totón Comella tampoco se perdió esta cita solidaria.

Xavier Trias con la inconfundible Ágatha Ruiz de la Prada

Detalle del tocado de Ágatha

Ninguna más ni mejor que ella ejerció de celebritie invitada. En cuanto acabó el desfile, ¡todos los medios acosaron a Eugenia Silva!

Hubiera preferido una coleta alta...

It´s time to go! Pero no sin antes protagonizar un shooting frente al mar

Blusa de encaje SANDRO

Yeah!

Abrigo SANDRO

Con alma española y suela roja

Ayer me dediqué a pasear mis nuevos Pigalle de Louboutin de un lado a otro. Los llevaba, sabiamente, en el huevo de la Vespa para sacarlos a las ocho de la tarde. ¡La hora de Loewe!
La firma líder del leather made in Spain, inauguró anoche su particular galería de arte en el número 91 de Paseo de Gracia, en Barcelona. ¿El prota de la soirée? El Amazona, en todas sus pieles y colores. Stuart (de apellido Vevers) también estuvo allí, con un total look black y maxibolso de la casa a juego. Pasen, vean y sientan el alma española de Loewe. ¡Bienvenidas!

Me encantó ver los distintos pasos del proceso de fabricación del Amazona.

Modelo Flamenco de LOEWE

Exposición de prints de la casa española

¿Dónde estaba Cayetano?

Blazer nude con detalle de paillettes MAJE, jersey de punto SANDRO, pantalón cigarette MANGO, stilettos LOUBOUTIN y bolso ALEXA de MULBERRY.

Claudia is back!

No podía ser otra. La modelo alemana que acuñó el adjetivo ”top” en los 90, protagoniza la campaña publicitaria que Guess acaba de lanzar con motivo de su 30 cumpleaños.
Claudia exhala su particular “Happy Birthday!” con unas sugerentes imágenes muy 60s, captadas por el objetivo de Ellen Von Unwerth. Fotógrafa y modelo se han reencontrado después de la última vez que trabajaron para la firma, y han querido rendirle homenaje con unas instantáneas en blanco y negro, que relatan las aventuras de Claudia por el magnífico Sorrento, en Italia.
No te pierdas a Schiffer posando con prendas exclusivas de la colección cápsula que Guess ha diseñado para su 30 aniversario. En ella encontrarás piezas icono de la casa italiana, como pantalones cigarette de talle alto, blusas animal print, camisas vintage con lazo en la cintura y bustiers de encaje. Bienvenida al universo Guess. ¡Por muchos años más!

P.D: ¡Acabo de recibir at home mis imprescindibles beauty! Toma nota: Polvos Casino, colorete rosa Deep Throat y lápiz de labios naranja Red Square. Todo de Nars, of course!

Los secretos

Las canciones de ahora pocas veces consiguen hacerme saltar del asiento del copiloto. Rihanna con su We found love, o Guetta con sus cientos de hits que nunca dejan de serlo. Ni uno ni otro. Nadie como el famoso “Déjame, no vuelvas a mi lado…” consiguen animarme a protagonizar mi propio videoclip, cuando estamos atrapados en una cola de mil demonios, decididos a dejar atrás los días de vacaciones en la Costa Brava.

A.W, my boy, me mira frunciendo el entrecejo y arrugando la nariz, como siempre hace en señal de “Eres incorregible Patricia”. Pero yo a lo mío: Melena a un lado, melena al otro, “micrófono” en mano y expresión de estar dándolo todo en el escenario (o frente al parabrisas que, para el caso, es lo mismo).

Los acordes y la voz rasgada de Los Secretos me devuelven a la universidad, y a mis primeros años de ejercicio periodístico en Madrid que compaginaba, sabiamente, con bailes desenfrenados que empezaban los jueves y lograban alargarse hasta el domingo. Ahora con una noche tengo suficiente (¿me estaré haciendo mayor?).

Lo que no ha cambiado es mi pasión por el cuero y los flecos. Perfectos para la pista de baile, porque su zarandeo te acompaña ¡siempre!, convirtiéndote en Queen por una noche.  Mis nuevos flecos, que ahora cuelgan del armario junto a los antiguos, son de Zara. ¿Mi recién estrenada debilidad? Los pinchos en solapas, botas y pantalones. Encuéntralos en Topshop London.